Menú del blog

Voluntad inquebrantable

Amaya Valdemoro es una de nuestras mejores jugadoras de baloncesto. Lo ha ganado todo, aquí, en Europa e incluso en la todopoderosa liga americana, la WNBA, donde ha conquistado 3 anillos de campeona.
Valdemoro sufrió hace poco más de un mes una terrible lesión, se fracturó ¡las dos muñecas! Ella siempre nos había deleitado en sus partidos con esa "muñeca rota", frase que en el mundillo del baloncesto se utiliza para describir a una jugadora o jugador que lo encesta todo. Por desgracia para ella, sus dos muñecas se rompieron tras una caida durante un partido y a sus 35 años se siente como alguien que tiene que empezar de nuevo.
Alba Torrens, su natural sucesora por juventud y capacidad, también ha sufrido una de las lesiones que más temen las personas que practican deporte, la rotura del ligamento cruzado de su rodilla. Torrens juega en la liga turca junto a la multada por "rebeldía", Diana Taurasi, quien sigue acumulando multas, aunque también firmas apoyándola en su causa. Poco se ha seguido la lesión de una de las mejores jugadoras de Europa. La propia Taurasi ha dicho que el equipo está sintiendo mucho su baja y que intentará ganar la Euroliga para dedicársela a "la flaca" como ella la llama.
Mientras nuestras mejores jugadoras se recuperan, los medios poca o nula información nos ofrecen sobre ellas o sus equipos. La liga femenina la incluyen con las de "segunda división".
Al menos hoy, se han dignado publicar la carta que Amaya Valdemoro ha enviado a todos los medios para agradecer el cariño recibido durante este difícil momento de su carrera.

En esta carta abierta, reconoce que sintió miedo, pánico a no poder volver a practicar un deporte que ama, pero "La lección es que hay que empezar a dosificar el cuerpo y, sobre todo, trabajar la mente para saber que, aunque una quiera, no podré jugar toda una vida al baloncesto." Para mi la lección es que no hay imposibles, hay obstáculos, dificultades, pero con voluntad son superables. Como Valdemoro dice "me voy a comer el parqué. Lo llevo dentro y creo que en estos momentos no hay nadie con más ganas que yo de jugar al BALONCESTO".

Nadie con más ganas que yo de disfrutar con su juego de nuevo.

No dejéis de leer su carta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada